Buenos Aires sacude las leyes de casino en línea

Rayen Sierra Rodarte - 16 Octubre 2020

Nuevas leyes de Buenos Aires sobre los casinos en líneaLa ciudad autónoma argentina de Buenos Aires ha aprobado una resolución que permite emitir licencias de casinos en línea a los operadores de salas de juego físicas. La resolución fue presentada por la Lotería de la Ciudad de Buenos Aires, el regulador local. Se considera un hito para la industria del iGaming, ya que el mundo está cambiando el enfoque hacia la región latinoamericana como el próximo mercado emergente.  

Legalizar la industria del casino en línea

De acuerdo con otras regulaciones aprobadas a principios de año, no se permitía a ningún operador de una tienda de apuestas o sala de juegos de Buenos Aires solicitar una licencia de casino en línea. Esto era para evitar que los operadores físicos monopolizaran la industria del iGaming. Sin embargo, la recién aprobada Resolución No. 231/20, que ganó por un margen de 27 a 5 con 26 abstenciones, anula estas prohibiciones.

La Lotería de la ciudad de Buenos Aires dijo que la resolución debía ser eliminada, y esto fue aprobado por la legislatura de la capital argentina para los operadores de salas de juego, sin embargo, las casas de apuestas siguen teniendo prohibido abrir ofertas en línea. 

Estas salas de juego locales físicas pueden ahora solicitar una licencia de cinco años de casino en línea con licencias supervisadas por el Ministerio de Finanzas.

Combatir el problema del juego

Además de la resolución recientemente aprobada, un nuevo conjunto de normas de juego también entrará en vigor en la ciudad en los próximos 120 días. Enfocadas hacia la reducción de los perjuicios relacionados con el juego, las nuevas medidas son una consolidación de las propuestas por el Mercado Común del Sur, Mercosur, la Comisión de Desarrollo Económico y la Comisión de Políticas de Empleo.

La nueva Ley 6331 prohíbe la publicidad de casinos en línea y juegos de azar dirigida a los menores, al tiempo que establece que toda publicidad debe aclarar que los juegos de azar pueden ser perjudiciales. Además, cualquier sala de juego deberá presentar un cartel, no menor del 25% del espacio de la puerta de su edificio, que indique el número de teléfono y el sitio web de apoyo a la adicción al juego, y que el juego compulsivo es perjudicial para la salud.

Como parte de las nuevas regulaciones, los relojes también deben estar claramente expuestos, cualquier forma electrónica de pago está prohibida, y los cajeros automáticos no están permitidos a menos de 200 metros de una sala de juego. La ley también impide que cualquier persona con antecedentes penales abra una tienda de apuestas.

La ciudad también ha declarado que los jugadores pronto podrán excluirse por un mínimo de seis meses a través de un registro de autoexclusión de toda la ciudad.

Más noticias