El segundo año de regulación del mercado portugués impresiona

Rayen Sierra Rodarte - 26 Febrero 2019

El sector de juegos regulado se vuelve un éxito en Portugal El caso de Portugal es una historia de éxito más que demuestra el valor de un mercado completamente regulado. El año 2018 fue solo el segundo año tras la introducción de la regulación en el país y los ingresos del sector del juego experimentaron un aumento del 24 % en comparación con el año anterior. Gracias a la Copa Mundial de Fútbol de 2018, las apuestas deportivas fueron responsables de la mayor parte de los ingresos aportando 78,9 millones de euros al año. Esto es una clara mejora respecto a los 68,1 millones de euros que se contabilizaron en 2017.

Las apuestas por el Mundial representaron el 74,4 % de todas las apuestas deportivas. Los juegos en línea experimentaron una tasa de crecimiento interanual del 34 %, con ingresos que pasaron de los 54,4 millones de euros en 2017 a los 73,2 millones de euros para el año fiscal de 2018.

Las apuestas deportivas son las más populares

Curiosamente, las apuestas deportivas estuvieron en el nivel más alto de la historia durante el cuarto trimestre de 2018, y no durante el segundo y tercer trimestre cuando se celebraba el Mundial. A lo largo de 2018 la nación gastó un total de 391,8 millones de euros en apuestas deportivas.

El cuarto trimestre fue particularmente lucrativo para el sector de los juegos en línea. El cuarto trimestre fue el mejor de todo el año y los ingresos generados alcanzaron un máximo histórico de 21,5 millones de euros durante los últimos 3 meses del 2018. No es de extrañar que las máquinas tragaperras online fueran otra vez las principales generadoras de ingresos, ya que el 61,6 % de todas las apuestas se realizaron en las tragaperras online.

La decepción del poker

El hecho de que los juegos de poker por dinero solo consiguieran atraer un 10,6 % de participación en el mercado fue una sorpresa, sobre todo porque se esperaba que el hecho de que Portugal se hubiera unido a la red de liquidez compartida de poker supusiera un gran impulso para el sector.

El regulador portugués observó con preocupación que 31 500 jugadores decidieron abandonar los juegos de azar en 2018, optando por la autoexclusión. Lo que preocupa no es tanto el gran número de jugadores que tomaron esta decisión, sino más bien el hecho que este número suponía el 2,7 % de todos los jugadores registrados en servicios de juegos en línea.

Dicho esto, el regulador definitivamente ha hecho todo lo que se debe para fomentar la seguridad de los jugadores. A finales de diciembre, se habían cerrado un total de 338 sitios de apuestas ilegales.

Fuentes:

https://www.igamingbusiness.com/

Más noticias